935 751 120 info@hnos-almansa.net

Ahorro energético

Ahorro energético

Para conseguir un importante ahorro energético, es importante tener dos cosas en cuenta a la hora de escoger las ventanas que escogemos. Primero el tipo de perfilería utilizada, ha de ser de rotura de puente térmico (RPT), pero, ¿ qué significa esto ?
Un puente térmico es una zona donde se transmite más fácilmente el calor. Esto ocurre en las ventanas de vidrio aislante con marco de aluminio. El doble cristal es un buen aislante, pero el aluminio es un metal conductor, y puede dejar escapar una parte del calor. Es por esto que en invierno pueden aparecer gotas de agua condensada en los marcos de la ventana. Para evitar esta transmisión de calor, se usa la rotura de puente térmico.

Consiste en que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí, intercalando un mal conductor, con lo que se reduce mucho la pérdida. Para las ventanas de aluminio suele utilizarse un perfil separador de plástico embutido en el propio perfil de aluminio que conforma la ventana.

El sistema de rotura más utilizado para los cerramientos de aluminio son las varillas de poliamida 6.6 reforzadas con un 25% de fibra de vidrio.

Las ventajas del uso de rotura son:

  • El ahorro de energía: La legilación es cada vez más estricta en materia de eficiencia energética de los edifcios ya que el objetivo es reducir la emisión de CO2.
  • La limitación de la condesación: En climas fríos cuando la temperatura exterior es muy baja y en el interior hay una humedad relativa elevada, se da el fenómeno de la condensación sobre los perfiles interiores. Ello es debido a que la temperatura del perfil interior está por debajo del punto de rocío. Con la rotura de puente térmico se consigue elevar la temperatura superficial del perfil interior, en consecuencia se restringe la aparición de rocío
  • Permite que el acabado interior y exterior de las ventanas pueda ser diferente, permitiendo así mantener la estética exterior del edificio y dar a su vivienda un estilo propio y diferenciado. Cumple con las exigencias tanto del protocolo de Kyoto como del nuevo código técnico de la edificación.

En segundo lugar es importante escoger un vidrio de adecuado sobretodo teniendo en cuenta que el vidrio supone al menos el 80% de la superficie de la ventana.

El vidrio ideal para conseguir unas altas prestaciones es GUARDIAN SUN que consigue un alto nivel de aislamiento térmico combinado con su bajo factor solar que reduce al mínimo el coste de aire acondicionado y contribuye a aumentar el bienestar dentro del hogar.

Es un vidrio que filtra las diferentes longitudes de onda de la radiación solar (valor g del 42%): La mayor parte de la radiación infrarroja (que aumentaría la temperatura del interior del edificio) se refleja, al mismo tiempo que permite el paso de la luz, aumentando la sensación de bienestar en los hogares sin aire acondicionado y reduce el coste del mismo cuando existe.

Asimismo, su reducido valor U (1,0 W/m2 K) disminuye los costes de calefacción durante el invierno y favorece un aumento de la temperatura del vidrio interior, lo que reduce el efecto de condensación.

Para más información sobre ventanas eficientes recomendamos visitar esta web: http://www.ventanaseficientes.com